Principios de la dieta y nutrición macrobiótica

5 (100%) 1 vote

¿Conoces los principios de la dieta y nutrición macrobiótica? La alimentación del Yin Yang cada día es más conocida y practicada por los españoles. Si quieres aprender un poco sobre esta, hoy desde Bella Naturopatía te daré información al respecto para que cambies tu estilo de vida por uno más natural y menos tóxico.

¿Qué es la dieta macrobiótica?

La alimentación macrobiótica tiene su origen en Japón, en donde George Ohsawa comenzó a proponerla como una alternativa de vida y salud.

Esta se encuentra basada en el principio del Yin Yang, que no es más que el balance de lo bueno y lo malo, en este caso con la naturaleza. Este estilo de vida supone que en donde hay equilibrio hay salud.

Fundamentada en la medicina china y budismo zen, la dieta macrobiótica busca estabilizar la vitalidad, espiritualidad y alimentación. Es decir, que su fin último es que aprendamos a desarrollar el juicio o entendimiento humano. Por lo que es una técnica de evolución personal.

¿Qué propone esta nutrición?

Su propuesta es alimentarse en base a granos de cereales integrales, verduras cocidas, legumbres y tomar poca agua. A su vez, no consumir alimentos tóxicos o comidas que los contengan.

La idea es ingerir alimentos cultivados en la zona, próximos al lugar de consumo; que sean ecológicos y de temporada. Los carbohidratos complejos son los requeridos para esta dieta y está prohibido o limitado al máximo el consumo de grasa animal, azúcares, alimentos procesados, animales, café, etc.

Todo esto, porque vivir de forma simple y sana ayuda a estar en armonía con la naturaleza y sus constantes cambios. Tal como decía Ohsawa.

La dieta macrobiótica divide a los alimentos en dos grupos:

  • Alimentos Yin: Pueden consumirse por ser naturales, ecológicos y nobles para nuestro organismo.
  • Alimentos Yang: Prohibidos o limitados al máximo. Estos incluyen las comidas saladas, aves, carnes rojas, huevo, café, tomate, berenjena y otros.

Alimentos Yang

Principios de la dieta y nutrición macrobiótica

Yin Yang

Este es el principal fundamento de la alimentación macrobiótica. La teoría del yin yang nos habla de que todos y todo tiene cualidades contrarias, pero que ninguna escapa de la otra, así se forma el equilibrio. Es decir, el mundo está compuesto por fuerzas opuestas que se complementan.

De igual manera ocurre con los alimentos. Estos nos transmitirán sus características naturales dependiendo de la forma en que fueron cultivados o las energías que poseen. Así que lo que nos aportan los alimentos según su grupo es:

  •  Alimentos Yin: Frescura, humedad, expansión, sensación de relajación, estabilidad, etc.
  •  Alimentos Yang: Energía caliente o templada.

Según su energía, ¿cuándo deberíamos consumir los alimentos macrobióticos?

Basados en esta teoría de la transmisión de las energías, lo ideal es que los alimentos Yin se ingieran cuando hay niveles elevados de estrés, tensión o se han consumido muchos alimentos procesados, con exceso de sal o de origen animal. Se relaciona con el verano.

Los alimentos Yang deben limitarse a aquellos momentos en donde la energía es más baja y solo si se considera necesario. Su estación es el invierno.

La estación del año

Ya sabes que esta dieta busca hacerte fluir con la naturaleza, por lo que debes ir a su ritmo. Las frutas, legumbres y verduras de estación son las favoritas por ser más naturales y frescas. De esta manera, la relación con ella será mucho mejor.

Ubicación geográfica

Cumpliendo con la misma norma de ir en armonía con la madre naturaleza, es importante que se elijan cosechas locales y de siembras que no comercialicen a grandes escalas. La ecología y cercanía de la siembra de los alimentos reduce considerablemente el nivel de sustancias tóxicas.

Mientras más lejos se cosechen, más sustancias deben tener para su conservación. Por lo que debemos ser agradecidos de lo que tenemos al alcance y considerarlo como base de nuestra alimentación.

Los granos y cereales pueden venir de un poco más lejos por su tiempo de conservación natural. Pero en definitiva, las frutas, legumbres y hortalizas no.

Tradición

Tomar en cuenta la alimentación de nuestros antepasados y sus patrones por varios cientos de años nos lleva a considerar la alimentación macrobiótica. ¿Por qué? Pues porque eran personas con energía, vitalidad, fuerza y salud.

Estos consumían frutas, verduras y hortalizas cosechadas por ellos mismos en tierras cercanas. No existían fertilizantes, azúcares o cualquier otro procesado. Los animales eran libres y no víctimas de hormonas de crecimiento, por lo que su carne era magra y saludable.

Además, el proceso de cocción era distinto. No existían los hornos ni los artefactos que aceleraban el proceso. Se masticaban mejor los alimentos y no todo estaba listo para servir.

La naturaleza y la verdadera satisfacción de la necesidad del ser humano por comer era lo que regía su dieta. Es decir, se respetaba la fisiología del hambre y la saciedad.

Evolución biológica

El estudio de la dentadura humana tiene mucho que ver con el régimen alimenticio. La evolución biológica nos lleva a considerar que los molares existen en mayor medida porque se deben consumir más cereales.

Así como los incisivos para poder cortar verduras y los pocos caninos que sirven para rasgar la carne animal. Es por ello que la dieta macrobiótica considera que el consumo de alimentos debe ser en proporción al desarrollo biológico, por ejemplo, la dentadura. Pues no en vano el ser humano fue creado y ha evolucionado de esta forma.

Lista de alimentos permitidos y prohibidos

Si deseas iniciarte en el mundo de la alimentación consiente y equilibrada, entonces esta lista macrobiótica para principiantes es para ti. A continuación, te diré algunos alimentos que debes comenzar a consumir y otros que debes eliminar para lograr cumplir con esta dieta que es más un estilo de vida que un régimen.

Alimentos permitidos en la dieta macrobiótica

  • Cereales integrales y sus derivados. Es importante que sean biológicos. Consumir en gran variedad te aporta nutrientes como proteína, vitamina, minerales, magnesio y otros. Estos pueden ser: avena, arroz integral, cuscús integral, trigo sarraceno, etc.
  • Leguminosas. Como la soja, que es rica en proteínas. Puedes consumirla en sus distintas presentaciones.
  • Algas marinas. Aportan una gran cantidad de nutrientes e hidratan.
  • Otros como sésamo o té natural.

Alimentos prohibidos en la dieta macrobiótica

  • Derivados animales. Carnes (especialmente las rojas), grasas animales, productos lácteos.
  • Algunas frutas como el tomate, berenjena, las tropicales y los zumos extraídos de cualquiera, esté permitida o no.
  • Todo tipo de azúcares
  • Especias y picantes.
  • Todos los alimentos procesados, cultivados con químicos, hormonas y que contengan conservantes o colorantes añadidos, entre otros.

Si te iniciarás en este estilo de vida te recomiendo que vayas perfilando tu alimentación poco a poco. Puedes comenzar dejando de consumir carnes rojas y aves, luego el pescado lo comes esporádicamente y así hasta alcanzar tu meta.

Pasar de una alimentación convencional a una dieta macrobiótica no es tarea fácil. Pero estoy segura de que poco a poco te adaptarás y podrás identificar estos alimentos de manera sencilla.

Ejemplos de recetas de dieta macrobiótica

Comer de manera macrobiótica no tiene por qué ser aburrido o desagradable. Por ello, te traigo un ejemplo de receta macrobiótica para que veas que puedes divertirte y disfrutar llevando este estilo de vida.

Hamburguesas de avena

Ingredientes:

  • 250gr de avena.
  • Ajo.
  • Zanahoria.
  • Media cebolla.
  • Perejil.

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes en un bol y añádeles medio vaso de agua templada. Revuelve hasta que sientas que tiene la consistencia que deseas. Si aún estás iniciándote y consumes un poco de pan, puedes añadírselo rallado para que compacte mejor.

Haz bolitas con la masa y dales la forma de hamburguesa. De esta manera tendrás una comida divertida, rica y saludable para ti y tu familia.

Arroz con vegetales y soja

Ingredientes:

  • 2 tazas de arroz.
  • 2 tazas de soja texturizada (debe haber sido remojada previamente).
  • Ajopuerro.
  • Cilantro.
  • Cebollín.
  • 1 cebolla mediana picadita.
  • Pimentón en cuadritos.
  • Ajo machacado.
  • Ají dulce.
  • Aceite de oliva.

Preparación:

Comienza sofriendo en el aceite de olvida el ajo, la cebolla y el pimentón. Luego, cuando estén cocidos, añade el cilantro, el cebollín, ajoporro y ají dulce. Cocina a fuego lento por unos 10 minutos mientras revuelves constantemente.

Ahora, escurre bien la soja y agrégala a la preparación. Tapa y deja cocinar por 15 minutos aproximadamente.

Pon a cocinar previamente el arroz integral. Este se prepara con el triple de agua de la cantidad de arroz que utilices. Es decir, que por una taza de arroz, son tres tazas de agua.

Ahora que tienes ambas preparaciones listas, únelas en el sartén en donde cocinaste la soja con el resto de los ingredientes y sirve inmediatamente.

Cuidados que se deben tener al realizar una dieta macrobiótica

Esta dieta puede ocasionar riesgos como anemia, enfermedades en los huesos, deshidratación y otros. Por ello, es importante que se realice bajo supervisión de un médico especialista o una persona capacitada para instruirte en este mundo saludable.

Las ventajas que tiene la alimentación macrobiótica en la salud son excelentes y variadas, siempre y cuando la forma de comer sea la correcta. Debes estar muy al pendiente de ingerir la cantidad correcta de nutrientes como proteína, hierro, calcio y otros. Todos estos componentes los encontramos en distintos cereales, granos y frutas que están próximos a nosotros.

Lo importante es cuidar tu salud y tener una alimentación balanceada y capaz de ofrecerte una vida activa y llena de vitalidad. Así que evita el consumo incorrecto de nutrientes y asesórate.

¿Y a ti? ¿Los principios de la dieta y nutrición macrobiótica te convencieron de llevar este estilo de vida? Para más información sobre dietas naturales y saludables puedes suscribirte al blog. Recuerda, que más allá de moda, esto es salud y equilibrio entre la alimentación, salud y vida.

Infografia alimentos yin yang

Fuente infografía

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Bárbara Merino Liébana.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Soluciones Web On Line S.L - https://www.profesionalhosting.com/contratos/privacidad.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://bellanaturopatia.com/aviso-legal/.