Los adaptógenos y sus propiedades curativas

Valora este artículo

Cada vez son más las personas que deciden las opciones naturales por encima de las procesadas. En esta ocasión te hablaré sobre una forma de mejorar tu organismo y su comportamiento. Desde Bella Naturopatía te explicaré más a profundidad sobre los adaptógenos y sus propiedades curativas.

Historia de los adaptógenos

La historia de los adaptógenos inicia durante la Guerra Fría. En los años 40, tanto Estados Unidos como la Unión Soviética estaban en búsqueda de ventajas a nivel biológico. Contar con soldados que fuesen más resistentes, fuertes y tener trabajadores aún más productivos.

Nicolai Lazarev, era un científico de nacionalidad rusa. A él se le encargó encontrar sustancias que pudieran mejorar el rendimiento de los soldados en ambientes estresantes y hostiles. Durante su investigación este se centró en las plantas, sobre todo en aquellas capaces de adaptarse a climas extremos.

El ruso, pensaba que si una planta era capaz de tolerar el desierto o el extremo frio, esta debía contener propiedades que pudiesen ser transmitidas al hombre si las consumía. Aunque fue un arduo trabajo consiguió por fin lo que tanto buscaba. Fue allí donde se dio la primera concepción de los adaptógenos.

Los adaptógenos y sus propiedades curativas

Charles Darwin plateó la teoría de que aquellos organismos que no fuesen capaces de adaptarse se extinguirían. La naturaleza en sí misma es muy cambiante. En la búsqueda de ayudar al cuerpo mediante sustancias naturales es que surgen los adaptógenos.

Los adaptógenos son capaces de ayudar al bienestar físico. Ayudan a que el organismo pueda responder con mayor agilidad.

¿Qué son los adaptógenos?

Los adaptógenos no son más que sustancias que se pueden encontrar en algunas plantas o hierbas. Estas ayudan a mejorar el estado físico y mental de una persona.

Es importante entender que los adaptógenos no actúan en concreto sobre alguna enfermedad o dolencia. Estos más bien hacen que el cuerpo sea capaz de actuar con más rapidez, de modo que le sea mucho más sencillo adaptarse en las situaciones de gran estrés.

En ese caso se puede entender que estas aumentan las capacidades que tiene un cuerpo para adaptarse. Es decir pueden hacer el organismo más resistente ya sea a nivel físico, psicológico o relacionado con el clima, equilibrando las respuestas energéticas del mismo.

Características de las sustancias adaptógenos

Los adaptógenos cuentan con características específicas para ser clasificadas como tal. Estas muy al contrario de lo que hace la medicina convencional no atacan alguna dolencia particular sino que son más generales.

La forma en la que actúan los adaptógenos son muy diversas incluso, algunas son desconocidas, pues es la naturaleza tiene muchas particularidades. Se puede considerar que estos son las navajas suizas cuando se habla de suplementos herbales.

Existen 3 criterios que debe cumplir una sustancia para ser considerada como un adaptógeno:

  1. Inocuidad: Eso significa que la misma no puede ser tóxica ni traer consigo ningún efecto secundario considerado relevante aun cuando una persona supere la dosis común.
  2. No tener una respuesta especifica en el organismo: Como mencioné antes, los adaptógenos no funcionan de la manera que trabajan los medicamentos o medicinas convencionales. De modo que no atacan las dolencias específicas sino que es algo más general. Estas deben ayudar a mejorar la tolerancia que puede tener el cuerpo ante agentes de estrés, ya sea a nivel físico, biológico o químico.
  3. Normalizadores: su acción debe ser capaz de adaptarse a la situación por la cual está pasando el organismo. Se encargan de reforzar el sistema que regula la homeostasis y de ese modo poder mejorar la respuesta del cuerpo en ambos sentidos.

Los adaptógenos pueden llegar a reforzar el sistema alicaído y calmar el hiperactivo. Su efecto bidireccional es lo que marca la diferencia entre este tipo de sustancias y el resto.

Adaptógenos más conocidos

Existe una infinidad de adaptógenos a continuación te hablaré de los conocidos.

El ginseng asiático

El ginseng asiático es una planta medicinal que ayuda a que el cuerpo pueda resistir el estrés, ya que puede restablecer la respuesta del sistema inmunológico. Además de ser capaz de aumentar el crecimiento de las células sanas y promover la longevidad.

La proporción recomendable es de 100 o 200 mg diario. Este se utiliza mucho dentro de los principios básicos de la ayurveda.

Eleutero o gingsen siberiano

El eleutero es usado dentro de la medicina China para tratar principalmente problemas de insomnio, cansancio, dolores musculares y  muchos otros. La proporción recomendada es de 2g o 3g por día, siempre y cuando esta sea proveniente de una raíz seca.

Ashwagandha o gingsen de la India

Esta también es utilizada dentro de lo que es la medicina del ayurveda. Esta funciona para aumentar la energía y la vitalidad. De este modo promueve la longevidad además de llegar a reforzar las defensas naturales del cuerpo. Se recomienda ingerir de 3g a 6g diario, solo cuando la misma proviene de una raíz seca.

Rhodiola rosea

Esta es de un origen ártico. Tiene historia dentro de varias culturas, una de las principales es con los vikingos, quienes la utilizaban para dar energía a sus guerreros.

Son varios los estudios que han demostrado que  la rhodiola se encarga de regular los niveles de cortisol, que es la hormona del estrés.

Los adapogenos como parte de la ayurveda

Los adaptógenos como parte de la ayurveda

La ayurveda es una medicina milenaria que considera que el cuerpo y la mente como un todo. En ella se establece que la salud no es la ausencia de enfermedades y que las dolencias se dan cuando no hay armonía con el entorno, ya que esto incide directamente en las personas.

Al ver el cuerpo, la mente y la relación con el entorno como un todo es cuando se puede entender que lo que se consume es importante.

Hay que entender que cada cuerpo tiene necesidades específicas y el estado del mismo va acompañado de una dieta y estilo de vida que permita estar bien. Los adaptógenos ayudan a mantener el equilibrio en nuestros sistemas, por lo que no es de extrañarse que sean parte de la ayurveda.

La ayurveda no se vale de los fármacos, todo lo que utiliza es completamente natural y los adaptógenos cumplen con esa regla.

Cómo tratar el estrés con adaptógenos

Ya he dejado claro que una de las formas en las que se pueden utilizar los adaptógenos es para tratar el estrés. Ya que estos ayudan al cuerpo a poder soportar situaciones de conflicto y no solo a un nivel físico, también a niveles psicológicos y emocionales. Es importante recordar que el no dormir o comer bien pueden ser como agentes estresantes.

Cada cuerpo es diferente y tienen necesidades diferentes. Por lo que el tratamiento nunca será igual para cada persona. Tanto en las cantidades que se recomiendan como en la planta que se receta.

Los adaptógenos no tienen efectos secundarios por lo que se pueden tomar diario sin ningún problema. Estos ayudarán a estabilizar tu cuerpo de manera general. La rhodiola rosea es uno de los más utilizados en estos casos.

Existe una pieza importante en esto que se llama el Eje HHA o Hipotálalamico-Hipofisiario-Adrenal. Este es clave en el proceso de adaptación que tiene un cuerpo ante el estrés.

El eje de HHA

El eje de HHA forma parte del sistema neuroendocrino. Este es el encargado de regular las respuestas al estrés, además de controlar varios procesos dentro del organismo, como la digestión y el metabolismo energético.

Todas las personas tienen un sistema nervioso simpático, cuando el cuerpo siente algún tipo de amenaza, este emite una alerta  al hipotálamo que es activada por dicho sistema. Esto significa que se va a liberar la hormona del cortisol.

El cuerpo responde ante los estímulos que generan estrés de la única forma que sabe hacerlo. En la vida cotidiana hay demasiados estresores, pueden ser leves o graves. Lo cierto es que pocas veces el cuerpo se encuentra totalmente relajado.

El estrés crónico es capaz de producir un desequilibrio en el eje HHA y a su vez favorece el desarrollo de trastornos como la obesidad, la depresión y los ataques de pánico. Es aquí donde los adaptógenos son una solución. Estos ayudan al cuerpo a relajarse cuando se encuentra estresado y a activarse cuando está fatigado.

Beneficios de los adaptógenos

Los adaptógenos tienen una infinidad de beneficios. Empezando porque ayudan al cuerpo de manera natural y sin causar ningún tipo de efectos secundarios a diferencia de la medicina convencional.

Lo bueno de estos es que pueden ser incluidos en la dieta diaria sin problema alguno. A continuación te mencionaré algunos de los beneficios de los adaptógenos.

  • Ayudan a mejorar el sistema inmunológico.
  • Tienen propiedades anti envejecimiento.
  • Aumenta la longevidad.
  • Contribuye a mejorar la función endocrina.
  • Ayuda a tener mejores niveles de energía.
  • Mejora la estabilidad emocional.
  • Es capaz de ayudar al cuerpo a estar relajado.
  • Es una excelente solución para las personas que sufren de estrés crónico.

Visitar algún herborista que pueda asesorarte sobre los adaptógenos y sus propiedades curativas es una opción para tratar de forma natural diferentes dolencias. Siempre recomiendo ir con experto que pueda evaluarte y ofrecerte soluciones más acertadas, ya que el estrés puede producirse por muchas razones. Si te interesan más temas similares puedes suscribirte al blog.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Bárbara Merino Liébana.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Soluciones Web On Line S.L - https://www.profesionalhosting.com/contratos/privacidad.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://bellanaturopatia.com/aviso-legal/.

Más en Salud
Probióticos y prebióticos, qué son y qué nos aportan
Probióticos y prebióticos ¿Qué son y qué nos aportan?

Desde Bella Naturopatía quiero hablarte sobre cómo funcionan los probióticos y prebióticos, qué son y...

Cerrar