Creencias limitantes: como cambiarlas y deshacerte de ellas

Una creencia influye en varios ámbitos de tu vida y, además, define tu forma de ser, personalidad y comportamiento.
Una creencia no se elimina,
se cambia por otra.

¿Qué son las creencias limitantes?

Una creencia limitante es el concepto o conocimiento subjetivo que tienes de ti mismo y de los acontecimientos que ocurren en el mundo, de las cosas u otras personas y de ti mismo. A veces, estas creencias te impiden alcanzar tu estado deseado por el sentimiento de seguridad que tienes de los hechos y te impiden moverte hacia delante.

Lo más importante aquí, es cambiar las creencias limitantes por creencias potenciadoras, que son aquellas que te animan o provocan conductas para llegar a tu objetivo deseado.

¿Cómo se construye una creencia limitante?

Lo más habitual es que las creencias se desarrollen desde la infancia, momento en el que somos fácilmente moldeables y se instalan en nuestro subconsciente.

Los niños que comienzan a ser criticados destructivamente por su entorno, formen creencias limitantes y negativas sobre sí mismos. Ésto, a su vez, formará en el desarrollo del niño una baja autoestima e impedirá la evolución de su máximo potencial.En cambio, un niño a quién le transmiten cariño, comprensión y le muestran sus logros le proporcionará una buena autoestima le guiará a valorarse positivamente a si mismo y confiará en sus posibilidades, obteniendo mayores logros.

Especialmente durante el proceso de socialización, antes de los 7 años no interviene la mente consciente y racional y, por lo tanto, todo lo que vemos y oímos lo interiorizamos sin cuestionarlo.

Nuestras creencias proceden del entorno en el que hemos vivido, la experiencia y/o las opiniones de los demás.
Pero las creencias no sólo se asientan en la infancia. También las vamos adoptando a lo largo de nuestra vida y sobretodo de generalizaciones que  provienen de experiencias dolorosas.

Lista con ejemplos de creencias limitantes

  • No valgo para nada
  • No soy lo suficientemente bueno/a para…
  • No puedo…
  • Es muy difícil, no se puede conseguir.
  • Valgo menos que los demás.
  • La gente consigue los logros por suerte. El esfuerzo no merece la pena.
  • No puedo contar con los demás.
  • Los demás son egoístas.
  • Si me sale mal se van a reír de mi.
  • No le importo a nadie y no me quieren.
  • Tener éxito solo lleva a más problemas.
  • No puedo ayudar a nadie.
  • Me merezco lo peor.
  • Y un largo etcétera.

¿Cómo cambiar las creencias limitantes?

Fase 1: Detección y observación de la creencia

La forma más fácil de identificarlas es a través del lenguaje, tanto en nuestro dialogo interno como en lo que transmitimos en nuestras comunicaciones.
Si deseas conocer la mente de una persona, escuchas sus palabras.
Von Goethe
En esta fase tienes que prestar atención y observar las forma que te comunicas contigo. Cómo tu cerebro formula expresiones que tratan de ti.
Incluye todo tipo de creencias de tu ser (Soy + adjetivo), generalizaciones que incluyan palabras como TODO o NUNCA o frases que comiencen directamente con un indicador de creencia propia (Creo que, confío que…)Por ejemplo:

– Todo me sale mal.
– Estoy haciendo todo lo que puedo.
– Nunca lo conseguiré.
– Creo que no es un buena idea.
– Soy tontoÉsta fase representa la toma de conciencia de cómo piensas.

Fase 2: Cambiar la creencia

Para cambiar una creencia limitante por una creencia potenciadora realiza los siguientes pasos.
Sobre la creencia negativa limitadora, hazte las siguientes preguntas:
  • ¿Es una creencia recibida de otras personas o tuya propia
  • ¿Cuál es la intención positiva de esa creencia? (todo comportamiento encierra una intención positiva)
  • ¿Cuál es la creencia opuesta positiva que quieres incorporar?
  • ¿Cómo puede mejorar mi vida aplicando la creencia positiva?
  • ¿Cómo podría empeorar mi vida por esa nueva creencia?
  • ¿Qué es lo mejor que te puede pasar si continúas con la vieja creencia?
  • ¿Qué es lo mejor que te puede pasar con la creencia positiva?

Fase 3: Consolidación de la nueva creencia

  1. Encuentra situaciones de tu vida donde puedes aplicar esta nueva creencia.
  2. Repetición de afirmaciones sobre la nueva creencia y practica ejercicios de visualizaciones donde tu estás desarrollando la creencia potenciadora. Es una buena fórmula de reprogramar el cerebro.
  3. Introduce la creencia potenciadora en tu vida a través del lenguaje, comportamientos y pequeñas acciones.
Mantén tus pensamientos positivos,
porque tus pensamientos se convertirán en tus
PALABRAS
Mantén tus palabras positivas
porque tus palabras se convertirán en tus
ACCIONES
Mantén tus acciones positivas
porque tus acciones se convertirán en tus
HÁBITOS
Mantén tus hábitos positivos
porque tus hábitos se convertirán en tus
VALORES
Mantén tus valores positivos
porque tus valores se convertirán en tu
DESTINO
– Gandhi

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Bárbara Merino Liébana .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Soluciones Web On Line S.L - https://www.profesionalhosting.com/contratos/privacidad.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Más en Psicología
La zona de confort ¿Qué es? ¿Cómo salir de ella?

  Una definición de la zona de confort podría ser el espacio en el que nos encontramos...

Cerrar